Key English Test for schools o (KET for Schools) está disponible tanto en formato papel como por ordenador.
Para la versión en papel, es necesario un lápiz para hacer la prueba de writing, tomar notas y marcar las respuestas en la plantilla correspondiente en la parte de reading.

Ambas versiones del examen tienen la misma validez, aunque los exámenes por ordenador tienen la ventaja entre otras de la existencia de un contador de palabras en la parte de writing o la del uso de auriculares en la parte de listening con los que cada candidato puede ajustar el volumen de forma individual y durante todo el examen.

El (KET for Schools) se compone de tres pruebas: Reading & Writing, Listening y, por último, la parte de Speaking. La prueba de lectura y expresión escrita constituye un 50% de la nota final, mientras las de comprensión auditiva y expresión oral aportan, cada una, un 25%.